Comentarios de texto de poemas de La voz a ti debida de Pedro Salinas

Comentarios de texto de poemas de La voz a ti debida de Pedro Salinas

  • Poema I

Tú vives siempre en tus actos.

Con la punta de tus dedos

pulsas el mundo, le arrancas

auroras, triunfos, colores,

5 alegrías: es tu música.

La vida es lo que tú tocas.

De tus ojos, sólo de ellos,

sale la luz que te guía

los pasos. Andas

10 por lo que ves. Nada más.

Y si una duda te hace

señas a diz mil kilómetros,

lo dejas todo, te arrojas

sobre proas, sobre alas,

15 está ya allí; con los besos,

con los dientes los desgarras:

ya no es duda.

Tú nunca puedes dudar.

Porque has vuelto los misterios

20 del revés. Y tus enigmas,

lo que nunca entenderás,

son esas cosas tan claras:

la arena donde te tiendes,

la marcha de tu reló

25 y el tierno cuerpo rosado

que te encuentras en tu espejo

cada día al despertar,

y es el tuyo. Los prodigios

que están descifrados ya.

30 Y nunca te equivocaste,

más que una vez, una noche

que te encaprichó una sombra

-la única que te ha gustado-.

Una sombra parecía.

35 Y la quisiste abrazar.

Y era yo.

(La voz a ti debida, Pedro Salinas)

Pedro Salinas fue un poeta muy destacado de la Generación del 27. Nació e 27 de noviembre de 1987 en Madrid y murió el 4 de diciembre de 1951 en Boston. Al igual que diversos miembros del movimiento al que pertenecía, fue profesor, e impartió clases en las universidades de La Sorbonne y de Cambridge

El “Poema 1” pertenece a La Voz a ti Debida, obra que pertenece a la trilogía amorosa de Pedro Salinas.

El tema del “Poema 1” es el amor, hacia la amada y hacia la poesía. Observamos esto en los versos seis a diez.

“La vida es lo que tú tocas.

De tus ojos, sólo de ellos,

sale la luz que te guía

los pasos. Andas

10 por lo que ves. Nada más.”

Este poema no tiene ningún tipo de estructura externa fija. A lo largo de la composición predominan los versos de arte menor (verso ocho), aunque también observamos alguno de arte mayor (verso diecinueve). La rima es libre.

Los recursos literarios de forma que he encontrado es el encabalgamiento y el polisíndeton.

Observamos el encabalgamiento abrupto en el verso dos. El autor podría usar este recurso para cambiar de tema o para dar importancia la palabra “mundo”. En este caso, Pedro Salinas le estaría dando importancia a un sustantivo en vez de un pronombre.

Encontramos el polisíndeton en los dos últimos versos (“Y la quisiste abrazar. /  Y era yo”). El autor podría usar este recurso para enlazar dos ideas y las separa por un punto para añadirle emoción al poema.

Según la estructura interna, el poema consta de tres partes.

El primer fragmento está formada por los diez primeros versos, en los cuales el poeta elogia a su amada, Katherine Withmore y la poesía. Esta idea se encuentra en el  verso 5 (“es tu música”). En el cuarto verso, el autor podría referirse a la poesía cuando se menciona “pulsar el mundo”. Al mencionar la palabra “triunfo” (composición poético del siglo XV-XVI) y mencionar varias veces la música, podemos llegar a la conclusión de que el yo poético habla sobre la poesía. En los versos nueve y diez, el poeta podría hacer referencia al camino de la poesía. El uso de la palabra “alegría”, en el verso cuatro, le aporta un tono alegre al texto. En el verso seis (“la vida es lo que tú tocas”), el autor se podría referir a la cuerdas de las parcas, que simbolizan la vida, lo que nos conduce a la afirmación de que la vida existe para el yo poético gracias a su amada o a la poesía.

En la segunda parte, comprendida entre los versos diez y veintinueve, el yo poético diviniza a la amada. Los cuatro primeros versos de esta parte pueden simbolizar el inicio del amor. En ellos, Pedro Salinas podría decirle a Katherine Withmore que a pesar de la distancia que les separa (verso doce, “diez mil kilómetros”), él sigue enamorado de ella y la echa de menos (verso once, “una duda”). En los versos dieciséis y diecisiete (“ya no es duda. / Tú no puedes dudar”), el poeta podría estar describiendo el carácter de Katherine Withmore. El yo poético diviniza a la amada, a la poesía y al poeta en los versos diecinueve y veinte. Al mencionar “el tierno cuerpo rosado” en el verso veinticinco, el yo poético podría referirse al amor carnal o a la creación de la poesía. En los dos últimos versos de la segunda parte, el poeta establece un diálogo con el lector, en el cual parece decirle que le ha dado las claves para entender el poema.

La tercera y última parte está formada por los siete últimos versos, en los que el yo poético evoca el tiempo pasado junto a su amada. En el verso treinta y cuatro, el poeta menciona una metáfora muy típica en él, la de la sombra, que significa ausencia de presencia o recuerdo, y que proviene de una influencia de Bécquer. El poema acaba con el recuerdo del inicio del amor.

El recurso literario que he encontrado es la metáfora, cuya explicación ha sido mencionada anteriormente en las partes del tema.

El primer verso hace referencia a la actitud existencialista del autor, influencia de Schopenhauer. Esta actitud existencialista nos lleva a la afirmación de que el amor hace bueno al hombre o que el ser humano es poesía, dependiendo si se piensa que el yo poético se dirige a una mujer o a la poesía.

Se observa la importancia de los pronombres en Pedro Salinas ya que la primera palabra del primer poema de un largo poema que forma parte de una trilogía.

La palabra “auroras” en el verso 4 es una referencia a la literatura clásica, en concreto a la de Homero. Otras influencias son vistas en los versos ocho y nueve (“la lux que te guía / los pasos”), en los que divinza a la amada al igual que lo hacía San Juan de la Cruz con la Virgen. Pedro Salinas, a pesar de no ser creyente, usa elementos de la religión católica. En el verso diez (“Nada más”) encontramos una referencia al poema “El Cuervo” de Edgar Allan Poe.

El uso de la palabra “reló” se relaciona con el movimiento cultural al cual pertenecía Pedro Salinas, la Generación del 27, ya que al usar este madrilismo el escritor quiere acercar su poema al pueblo y la Generación del 27 tenía una gran intención didáctica. Sin embargo, esto es una contradicción ya que en el resto del poema Pedro Salinas utiliza un lenguaje muy complejo, que imposibilita el entendimiento de él si el lector no ha estudiado en profundidad su obra.

Otro rasgo de la Generación del 27 es la importancia que le daban sus miembros a todo el arte, y lo observamos en el tercer verso al mencionar la palabra “colores”, la cual se refiere al cromatismo, elemento fundamental del arte.

Personalmente, creo que Pedro Salinas escribió este poema en honor a Katherine Withmore, la mujer con la que mantuvo una relación durante trece años, para recordar y recordarle la belleza y la alegría del principio de su relación.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s