Comentario de texto: “Salicio” (fragmento de la Égloga I) de Garcilaso de la Vega

Salicio:

Por ti el silencio de la selva umbrosa,

por ti la esquividad y apartamiento

del solitario monte m’agradaba;

por ti la verde hierba, el fresco viento,

el blanco lirio y colorada rosa 5

y dulce primavera deseaba.

¡Ay, cuánto m’engañaba!

¡Ay, cuán diferente era

y cuán d’otra manera

lo que en tu falso pecho se escondía! 10

Bien claro con su voz me lo decía 

la siniestra corneja, repitiendo

la desventura mía.

Salid sin duelo, lágrimas corriendo.

Garcilaso de la Vega

Obra poética, Crítica

Garcilaso de la Vega fue un escritor y militar muy importante del Siglo de Oro. Junto a su amigo Juan Boscán, contribuyó a la importación de las nuevas ideas del Renacimiento italiana.

Este fragmento, titulado “Salicio”, forma parte de la Égloga I.

El tema es el sufrimiento por el amor no correspondido, tal y como observamos en los versos once a trece.

“Bien claro con su voz me lo decía

la siniestra corneja, repitiendo

la desventura mía.”

También aparece el tema del “locus amoenus”, o lugar ameno, en el cual se presenta un entorno idealizado. Lo observamos en los primeros versos del poema.

“Por ti el silencio de la selva umbrosa,

por ti la esquividad y apartamiento

del solitario monte m’agradaba;

por ti la verde hierba, el fresco viento,

el blanco lirio y colorada rosa 5

y dulce primavera deseaba.”

La primera parte del fragmento está formada por el locus amoenus.

El texto está compuesto por catorce versos que forman una estancia. La estancia (o “estanza” en italiano) proviene de la lírica italiana del Renacimiento. Este tipo de composición está formado por versos endecasílabos y heptasílabos, cuya rima es consonante y no sigue ningún tipo de esquema.

En este fragmento, todos los versos son endecasílabos excepto el séptimo, octavo, noveno y treceavo verso. La rima es consonante, tal y como podemos observar en el sexto y séptimo verso (“y dulce primavera deseaba. / ¡Ay, cuánto m’engañaba!”). El esquema de la rima es el siguiente: A, B, C, B, A, C, c, d, d, E, E, F, e, F.

Los recursos literarios de forma que he encontrado son la aliteración, la anáfora, el encabalgamiento y el polisíndeton.

Observamos la aliteración en el verso 4 (“por ti la verde hierba, el fresco viento”), ya que se repite la e.

Localizamos la anáfora en diferentes partes del texto. En los versos 1 (“por ti el silencio de la selva umbrosa”), 2 (“por ti la esquividad y apartamiento”) y 4 (“por ti la verde hierba, el freso viento,”) se repite el sintagma “por ti”. El autor usa esta repetición para aclarar a quién va dirigido el poema.

En el fragmento aparece tanto el encabalgamiento abrupto como el encabalgamiento suave.

El encabalgamiento es una figura retórica que aparece varias veces en el fragmento.

Los recursos literarios de significado que he encontrado son la personificación y la exclamación retórica

Garcilaso de la Vega, Églogas: pastor lamentándosehttp://recursostic.educacion.es/bancoimagenes/web/

Esta entrada fue publicada en Comentarios de texto. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s