Comentario de texto: “Noche oscura del alma” de San Juan de la Cruz

En una noche oscura,

con ansias, en amores inflamada,

¡oh, dichosa ventura!,

salí sin ser notada,

estando ya mi casa sosegada. 5

A oscuras y segura,

por la secreta escala, disfrazada,

¡oh, dichosa ventura!,

a oscuras y en celada,

estando ya mi casa sosegada. 10 

En la noche dichosa,

en secreto, que nadie me veía,

ni yo miraba cosa,

sin otra luz y guía,

sino la que en el corazón ardía. 15

Aquesta me guiaba

más cierto que la luz de mediodía,

adonde me esperaba,

quien yo bien me sabía,

en parte donde nadie parecía. 20

¡Oh noche que guiaste!

¡Oh noche más amable que la alborada!

¡Oh noche que juntaste,

Amado con amada,

amada en el Amado transformada! 25

En mi pecho florido, 

que entero para él solo se guardaba,

allí quedó dormido,

y yo le regalaba,

y el ventalle de cedros aire daba. 30

El aire de la almena,

cuando yo sus cebollas esparcía,

con su mano serena

en mi cuello hería,

y todos mis sentidos suspendía. 35

Quedeme y olvideme,

el rostro incliné sobre el Amado;

cesó todo y dejeme,

dejando mi cuidado

entre las azucenas olvidado. 40

San Juan de la Cruz

Poesía completa, Crítica

San Juan de la Cruz fue un poeta místico del renacimiento español. Se unió al convento de las Carmelitas Descalzas, lo que después provocaría un enfrentamiento entre éste y su anterior convento, por lo que fue detenido, juntamente por traducir un libro que forma parte de la Biblia.

“Noche oscura del alma” es una de las tres obras más importantes de este poeta.

El tema del poema es el amor divino, la reunión del alma con Dios, tal y como se puede observar en los versos 24 y 25 (“Amado con amado, / amada con Amado transformada!”).

Según el tema, el poema se fragmenta en tres partes.

La primera parte está formada por las dos primeras liras, en las cuales se cuenta como la amada huye de su casa para encontrarse con su amado, es decir, como el alma huye del cuerpo para reunirse con Dios. Esta acción se puede considerar la vía purgativa, en la cual el alma se libera de sus pecados para poder llegar a Dios.

La segunda parte está constituida por la tercera y cuarta lira, en las cuales la mujer busca a su amado sin ayuda de ninguna luz, sólo con los dictámenes del corazón. En clave religiosa, se corresponde a la vía iluminativa, en la que el alma, a libre de las cargas mundanas, busca el camino para llegar a Dios, tan sólo con la ayuda de su intuición.

Finalmente, la tercera y última parte está formada por la quinta, sexta, séptima y octava lira. En ellas, la amada se encuentra con el amado y se une con él. Es el momento en el que el alma logra unirse con Dios. Ésta es la vía unitiva.

“Noche oscura del alma” está formado por cuarenta versos, dividido en ocho liras, quintetos cuyos segundo y quinto versos son endecasílabos y los otros tres son versos heptasílabos. Riman los versos cuya métrica es la misma y su rima es consonante.

Un ejemplo de este tipo de composición lo encontramos en la primera estrofa:

“En una noche oscura,

con ansias, en amores inflamada,

¡oh, dichosa ventura!,

salí sin ser notada,

estando ya mi casa sosegada”

Los recursos literarios de forma que he encontrado son la aliteración, la anáfora, el encabalgamiento, el epíteto, el paralelismo y el polisíndeton.

Observamos la aliteración a lo largo del poema. Un ejemplo de este recurso literario está en los versos 4 y 5 (“salí sin ser notada / estando ya mi casa sosegada”). En este caso, se repite el sonido s, fonema que se pronuncia para pedir silencio, para recalcar ese hecho, el del silencio con el que sale para que no la vean.

Localizamos la anáfora en los versos 6 y 9 (“a oscuras y segura, // a oscuras y en celada,”). Se repite “a oscuras” para enfatizar el símbolo que representa la noche oscura, que explicaré posteriormente.

El encabalgamiento suave está presente en “Noche oscura del alma”, aunque no con mucha asiduidad.  Aparece, por ejemplo, en los versos 16 a 17 (“Aquesta me guiaba / más cierto que la luz de mediodía”) para añadir continuidad al texto y que no haya demasiados signos de puntuación y el poema sea tedioso. No hay ningún encabalgamiento abrupto, posiblemente para que el lector se pare y reflexione en cada verso.

Observamos el epíteto en el verso 3 (“¡oh dichosa ventura!,”) y el verso 7 (“secreta escala”). Se usa para enfatizar el adjetivo que acompaña al sustantivo.

Podemos localizar el paralelismo en los versos 5 (“estando ya mi casa sosegada”) y 10 (“estando ya mi casa sosegada”), en los cuales se repite el mismo verso. El autor usa el paralelismo para recordarle al lector la importancia de que el alma deje sus pecados atrás para poder unirse con Dios.

El polisíndeton aparece en los versos 29 y 30 (“y yo le regalaba, / y el ventalle de cedros aire daba”). Este recurso es utilizado por el autor para que el lector vaya reflexionando sobre el significado de los versos del poema.

Los recursos literarios de significado que he encontrado son la antítesis, la metáfora, la personificación y el vocativo.

Encontramos la antítesis en el verso 22 (“¡Oh noche amable más que la alborada!”), ya que se presentan dos términos opuestos: noche y alborada. El autor podría usar este recurso para que el lector piense que la noche, símbolo que explicaré más adelante, es mejor que el propio amanecer.

Localizamos la metáfora en el verso 26 (“pecho florido”). El autor podría utilizar este recurso para añadir belleza al poema.

La personificación aparece en el verso 11 (“en la noche dichosa”), ya que solo pueden ser dichosos los seres humanos. Ese recurso es usado, una vez más, para enfatizar el símbolo de la noche.

En la quinta lira está presente el vocativo:

“¡Oh noche que guiaste!

¡Oh noche más amable que la alborada!

¡Oh noche que juntaste,

Amado con amada,

amada en el Amado transformada!”

Este recurso se usa para llamar la atención al lector.

El poema usa diversos símbolos. El Amado representa a Dios y por ello se escribe con mayúscula, no como amada. La amada representa al alma, que va en busca de Dios para reunirse con él. La noche simboliza todo el paisaje, el momento en el que el alma inicia el proceso para volver a su creador.

La lira es un tipo de estrofa usada por la métrica italiana, a la cual tuvo acceso gracias a Garcilaso de la Vega.

El lenguaje poético, emocional e intenso, al igual que el uso de vocativos y los símbolos son características de la obra de San Juan de la Cruz. También lo son el misticismo que hay implícito y el tipo de composición del poema. Características del misticimos son la tres vías que se presentan en la estructura interna del poema.

“Noche oscura del alma” fue escrita en una época difícil para la Iglesia, ya que estaba en pleno auge la reforma luterana. Por ello, la Iglesia debía recuperar a los fieles creyentes y para eso, Carlos I, al que el convento de las Carmelitas Calzadas (convento al que perteneció San Juan de la Cruz) apoyaba, convocó el Concilio de Trento. San Juan de la Cruz acudió a él, junto con Fray Luis de León y otros personajes. Se tomaron diferentes medidas para el regreso de los feligreses al catolicismo.

San Juan de la Cruz quiso apoyar a la causa escribiendo sobre el amor divino, aunque su obra también podía decirse que hablaba del amor carnal. Así atraería a el público que le gustara cualquier de los dos temas.

En vez del uso de la ascética, el autor usó la mística tal vez porque creía que era la mejor forma de llegar al pueblo y así convertirlos al catolicismo.

“Noche oscura del alma” tiene una doble interpretación, dependiendo si se mira a través del prisma del amor divino o del prisma del amor carnal.

Si interpretamos el tema de este poema como el amor divino, el yo poético nos habla de como a través de la vía purgativa, iluminativa y unitiva, el alma busca y se une a Dios.

Por el contrario, si consideramos que habla del amor carnal, entendemos que el amada se escapa de noche para que no la vean, barajando la posibilidad de que sea un amor prohibido o imposible, para encontrarse con su amado y estar con él.

San Juan de la Cruz: Noche Oscura del Almahttp://recursostic.educacion.es/bancoimagenes/web/

Esta entrada fue publicada en Comentarios de texto. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s