Dictado (con añadidura de mis propias ideas): Perturbaciones

– ¿Qué detalle es ése?

– Un detalle sin importancia.

En su relato, es decir, en el de Liliana, Sánchez Mazas se encoge de hombros y se va. En cambio, en el mío, en el de Ferlosio, el miliciano se queda nos segundos mirándole a los ojos.

Hubo un silencio. Pensé que se había cortado.

– ¿Oiga?

– Tiene gracia.- dijo Manuel.- Cada uno cuenta una versión distinta de la historia. ¿Cuál es la verdad? Me parece un asunto barojiano y un tanto incomprensible. Yo lo que creo es que Liliana contó lo que parecía que le habían dicho.

Esta entrada fue publicada en Dictados. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s